sábado, 30 de enero de 2016

La vida de los otros

Ficha técnica

Título: La vida de los otros
Título original: Das Leben der Anderen
Director: Florian Henckel von Donnersmarck
Nacionalidad: Alemania
Año: 2006
Productora: Wiedermann & Berg Bayerlscher Rundfunk
Producción: Quirin Berg, Max Wiedermann, Dirk Hamm
Distribuidora: Sony Pictures Classics
Duración: 127’
Guión: Florian Henckel von Donnersmarck
Fotografía: Hagen Bogdanski
Montaje: Patricia Rommel


Ficha artística

Ulrich Mühe - Capitán Gerd Wiesler
Martina Gedeck - Christa-Maria Sieland
Sebastian Koch - Georg Dreyman
Ulrich Tukur: Teniente Coronel Anton Grubitz
Thomas Thieme - Ministro Bruno Hempf
Volkmar Kleinert - Albert Jerska
Matthias Brenner - Karl Wallner
Charly Hübner: Udo


Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa en 2007 y multitud de premios mas.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Ya lo comenté cuando escribí el artículo sobre las memorias de Josep Landowsky en el troblogdita, en la entrada de Sinfonía en Rojo Mayor, "No había mayor terror que recibir una visita del NKVD de madrugada...". De hecho es la frase con la que inicio aquella entrada, y no es para menos porque hoy rescato el tema para comentar esta película: La vida de los otros.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

¿Qué tema?

En realidad son varios...

El NKVD es el germen del KGB, el padre de todas las policías secretas que aterrorizarán a los países de la Europa del Este bajo el yugo comunista en la época soviética. Esta película versa sobre la Stasi, "la niña de sus ojos", el bastión comunista que sirvió de muro defensivo para la Unión Soviética y de punta de lanza para reventar cualquier conato de disidencia; cualquier anhelo de Libertad y todo sueño democrático. A pesar, eso sí, de que precisamente fuera la policía secreta de la paradójicamente autodenominada República Democrática de Alemania (RDA).

La RDA, la misma que levantó el muro de la vergüenza para dividir Berlín en dos y separar las dos Alemanias, la demócrata (República Federal de Alemania, la del Oeste) y la sometida a una dictadura comunista (sobre la que hablaré a lo largo de toda esta peli).


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

No es casualidad que mencionara el mismo muro, el Muro de Berlín en mi película anterior: El puente de los espías. Ahí surgió mi necesidad de rescatar esta joya del cine. Un muro que ya apareció también en otra entrega, en el comentario de Uno, dos, tres que trata el mismo horror pero en clave de humor (luego volveré sobre el humor).

Veremos abusos policiales que, lamentablemente no son materia exclusiva de las dictaduras. En mi comentario de En el nombre del Padre veremos y comprenderemos cómo la Democracia emula, lamentablemente, algo que anhela, la omnipotencia, cuando se trata de enfrentarse a males mayores como el terrorismo, en este caso era la lucha contra el IRA que, si bien era feroz y declarada, provocó algún patinazo al Reino Unido. Aunque por lo menos iban de frente, no como con el GAL en España.

Mezclo temas pero en el fondo es el mismo: la delgada línea roja (nunca más apropiado lo de "roja") entre Libertad y Totalitarismo.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Un totalitarismo (volviendo a la película) ejercido con puño de hierro hasta el año 1989 en que se desplomó la Unión Soviética y sus estados satélites empezaron a huir. Y digo "huir" porque todo lo que comente en esta película será trasladable a cualquiera de las naciones sometidas a la URSS: Polonia, Alemania del Este, Rumanía, Ucrania... la mitad geográfica de una Europa que tenía dos caras: la capitalista del Oeste, en donde se estilaba la libertad de Prensa, la libertad en el Arte, la libertad de credo, de pensamiento y el sufragio universal y la del Este, (la que nos concierne) en la que la Prensa pertenecía al Estado, el arte (con minúsculas) solo podía reflejar las bondades del régimen y/o de los semidioses que lo sustentaban, el credo era único adorando al becerro de oro Stalin, el pensamiento se descartaba so pena de dar con tus huesos en un campo de exterminio, de trabajo, (podéis leer mi crítica de otra joya: Los gritos del silencio, ambientada en la Camboya comunista) en una comisaría (en España conocimos esto en la República, eran las checas) o con un tiro en la frente. Aunque comúnmente, aquel que pensaba por su cuenta solía terminar "reclutado" por la policía de turno para delatar a sus amigos, colegas de trabajo y familiares como moneda de cambio para no caer muerto en una zanja. El sufragio universal... el derecho al voto... no podemos negar que en algunos países había elecciones, aunque solo se presentara un partido político, el Partido Comunista.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

De todo esto habla la película.

Es más... Aquí podría dar por terminado el comentario y ya os habría contado todo lo importante de ella.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Porque os voy a hablar de terror. De miedo; miedo a la policía (la Stasi); miedo a tus amigos; miedo a tu familia; miedo a tus compañeros de trabajo; miedo a tus profesores; miedo a tus alumnos; miedo al portero de tu edificio; miedo... Os voy a hablar del Miedo. Y para hablar de Miedo, qué mejor que meternos de lleno en el comunismo.

La película empieza con un interrogatorio. Un muchacho cualquiera que pasa unas horas con un amigo, amigo que huye a Occidente y mete en un verdadero lío a todo su círculo de conocidos, sean amigos, familiares o meros vecinos.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Le mete en un lío porque, obviamente, está prohibido huir de Alemania del Este. Fueron muchos los que intentaron saltar el muro y pocos los que sobrevivieron al intento. Pero cuando uno lo intentaba sus allegados tenían que prepararse para ser sometidos a todo tipo de interrogatorio, tortura y amenazas para descubrir por qué ha huido el sujeto en cuestión, qué medios ha utilizado, si ha tenido contactos en el otro lado del muro, quiénes estaban al corriente de sus intenciones (y en caso de haberlo estado ¡ay como no le hubieras denunciado!)... y si su acto ha servido para inspirar a otros que pronto tratarían de emularlo.

Eso era la Stasi: la policía secreta de la Alemania del Este.

Una trituradora humana que no escatimó ni un marco a la hora de espiar, curiosear, calumniar, perseguir, cercar y agotar a sus conciudadanos.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Decía que la película empieza en un interrogatorio, cierto es, pero éste no es más que la excusa para presentarnos a HGW XX/77, Gerd Wiesler. Capitán de la Stasi y comunista "practicante", en su faceta docente, pues toda esa presentación: interrogatorio; tortura; muchacho detenido y demás será el punto de partida para adoctrinar a sus alumnos aspirantes a policía de la Stasi.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

HGW XX/77 es, como decía, un comunista convencido. Un producto del régimen magistralmente interpretado por Ulrich Mühe, capaz de hacernos comprender a su personaje desde el minuto 1 de la película. Una estatua de mármol. Insensible al arte, a la gastronomía, a la amistad, al sufrimiento ajeno, a la alegría y carente de sentido del humor (ya apuntaba arriba). Un sentido del humor que, en según qué círculos y en según qué compañías podía dar al traste con tu carrera. Como poco. Si el humor iba dirigido hacia el régimen, hacia el Comunismo, hacia Stalin, hacia el presidente de turno... lo normal es que terminaras en una celda, y dando gracias.

Porque el humor es un rasgo de inteligencia.

Le vemos pues, a las primeras de cambio, en dos de sus facetas: torturador y profesor. Aunque no tardaremos en verle en su verdadera faceta: espía.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Porque la Stasi espiaba a todo bicho viviente.

El espionaje era el germen del miedo que mencionaba arriba. Saberte espiado en todo momento. Saberte observado, seguido, perseguido, y rodeado. ¿Quién podía ser un agente de la Stasi? ya lo he dicho antes: tu padre, tu marido, tu vecino, tu mejor amigo, tu hijo, tu profesor... aunque, y pese a tener más de 200.000 "informantes" repartidos por la RDA, un espía podía serlo cualquiera. Bastaba con una denuncia infundada (por celos, odio, rencor o envidia) de una presunta inclinación pro capitalista y ese novio despechado, ese alumno suspendido, ese amigo resentido te arruinaba la existencia.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Esta es la película y en ella veremos cómo las paredes escuchan, las lámparas escuchan, los teléfonos escuchan y todo queda apuntado, registrado y archivado por tipos como este HGW XX/77. Todo. Tus gustos, tus aficiones, tus comentarios, tus amores y desamores, todo quedaba registrado para, con el tiempo y si hacía afalta, usar cualquier dato para extorsionarte y someterte a la Stasi para sacarte información de los tuyos.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

HGW XX/77 se pone a investigar a Georg Dreyman, un escritor del régimen. Y digo del régimen porque, como adelanté antes, las artes (con minúsculas) estaban al servicio del Comunismo. Solo podía escribir quien tenía licencia para hacerlo y solo podías publicar si te lo autorizaba la Stasi. Por lo tanto, siguiendo las doctrinas de la Unión Soviética, el arte estaba al servicio de régimen y si no te  ceñías a éste, no podías expresarte. No solo el arte, las ciudades respondían todas al modelo de arquitectura socialista, por obra y gracia de Stalin (y en herencia suya). Ciudades grises, proletarias, industriales... Ciudades sin alma para ciudadanos sin almas con gobernantes desalmados. Que no desarmados.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

A partir de aquí combinaremos miedo con miseria. Miseria humana. Dreyman, escritor consagrado favorable al régimen tiene una novia, Christa-Maria, la mejor actriz de la RDA, por la que se muere de deseo carnal el mismísimo Bruno Hempf, Ministro de Cultura. Quiere beneficiársela y no escatimará en utilizar sus poderes "plenipotenciarios" para triturar a Dreyman y poseer a la actriz.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Aquí entra HGW XX/7. Empieza a espiarle. Tiene que buscar todos sus trapos sucios, tiene que delatarle, tiene que encontrar algo que permita hacer desaparecer al escritor. Y esta será su perdición.

Perdición de ambos. De Dreyman porque se verá metido, sin comerlo ni beberlo, en una trama de espionaje en torno a su persona. Del capitán porque conforme avance su investigación implacable irá perdiendo su inhumanidad e irá comprendiendo el error en el que vive.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Por esto es maravillosa esta película. Porque refleja el horror y el miedo sin paños calientes y porque nos hace pensar, pese a los reveses que iremos viendo conforme avanza la película, que el hombre, por ser hombre, está llamado a ser libre y que, por muy capitán de la Stasi que seas, a veces puedes albergar sentimientos. Escondidos, renegados, enterrados en las entrañas, pero latentes.

¿O no?

No pienso destruiros el final de esta película. No pienso deciros qué le sucede a los protagonistas. No diré nada más de ninguno de ellos, salvo que Dreyman, como intelectual que es, y viendo y por fin comprendiendo, lo que sucede a su alrededor, decide hacer caso a su conciencia y, a escondidas, denunciar la realidad del Comunismo escribiendo artículos para la Prensa occidental.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Es fabuloso (y desdeñable) ver cómo evolucionan los personajes. Y no es menos interesante ver cómo tenían que apañarse los intelectuales (la población en general) para revelarse a la dictadura y luchar contra ella. Veremos cómo de escritor convencido se va desengañando, cómo caerán colegas por el camino por ejercer algo que no tienen: Libertad de expresión. Y cómo se hará con una máquina de escribir para no redactar sus artículos políticos con su propia máquina para evitar que le sigan el rastro. 


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Veremos también cómo la Stasi le investigará, a él y al autor de esos textos, veremos los estudios que hacían de tipografías, tipos de máquinas de escribir, tintas, papeles usados... y cómo la otra parte arriesga su vida por escribir y cómo esconde sus herramientas por miedo a ser descubierto.


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

Miedo...


La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo - el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP
La vida de los otros - Cine alemán - Stasi - Comunismo en el cine - Cine y Periodismo
el fancine - Álvaro García - ÁlvaroGP

No hay comentarios:

Publicar un comentario