jueves, 3 de julio de 2014

Alatriste

Ficha técnica

Título: Alatriste
Director: Agustín Díaz Yanes
Título original: Alatriste
Año: 2006
Nacionalidad: España
Producción: Antonio Cardenal
Duración: 147’
Guión: Arturo Pérez-Reverte, Agustín Díaz Yanes (Novelas de Arturo Pérez-Reverte)
Distribuidora: 20th Century Fox
Fotografía: Paco Femenía
Múscia: Roque Baños
                       
Ficha artística

Viggo Mortensen (capitán Diego Alatriste)
Enrico Lo Verso (Gualterio Malatesta)
Álex O’Doherty (Lope Balboa)
Eduard Fernández (Sebastián Copons)
Juan Echanove (Francisco de Quevedo)
Unax Ugalde (Íñigo de Balboa)
Nacho Pérez (Íñigo de Balboa de pequeño)
Javier Cámara (Conde-Duque de Olivares)
Francesc Garrido (alguacil Martín Saldaña)
Blanca Portillo (Fray Emilio Bocanegra)
Paco Tous (General Francisco de Melo)
Jesús Castejón (Luis de Alquézar)
Elena Anaya (Angélica de Alquézar)
Nadia Santiago (Angélica de pequeña)
Ariadna Gil (María de Castro)
Eduardo Noriega (Conde de Guadalmedina)

Premios

Goya Mejor Dirección de Producción, Mejor Dirección Artística, Mejor Diseño de Vestuario

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Hacía tiempo que quería hincarle el diente a Alatriste. Pero no me atrevía.

Y no por falta de ganas, si no por una mezcla de rabia (por algunos detalles que comentaré a continuación) y vacío porque pensaba que lo había dado todo al comentar las novelas de El capitán Alatriste en el troblogdita.

Rabia porque hay algunos aspectos que desmerecen a la obra literaria en el guión (a pesar de haber colaborado el propio Pérez-Reverte en su adaptación), y por detalles externos a la propia película, que si no me equivoco, ayudaron a echarla tierra por encima en la propia Industria cinematográfica española, y me explico:

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Pese a ser una de las películas más caras de la historia de nuestro cine, pasó sin pena ni gloria por la gala de esta industria en España: los Goya. Partía con 14 nominaciones entre las que se incluían la Mejor Película; Mejor Actor; Mejor Actor de Reparto; Mejor Música Original y Mejor Fotografía... cosechando tan solo tres premios menores. Creo que Alatriste “no debía” triunfar. Esto no podía suceder y no sucedió. La película que se impuso en aquella edición fue Volver, de Pedro Almodóvar (otro proscrito de los Goya que se vio beneficiado por el tirón anti Alatriste, llegando a desbancarla incluso como candidata a representar a España en los Oscar, aunque tampoco logró saltar el charco). Y sobre todo por cómo se trató de mal a Viggo Mortensen al no otorgarle el premio al Mejor Actor, a favor de Juan Diego por Vete de mi.

Condensar las novelas (con sus respectivas tramas y aventuras) de El Capitán Alatriste en una única entrega hace que quienes hayamos devorado la saga literaria nos sintamos apenados por haberlas recortado y constreñido para rehacer un nuevo todo; y que los que no hayan tenido el placer de leerlo con anterioridad se pierdan entre salto y salto, entre escena y escena, de una aventura a otra sin terminarles de explicar el por qué de cada nueva etapa en la vida de Alatriste. Y este sería, por encima de todos uno de los pocos “peros” que pongo a la película.

Dicho esto, remato “mi rabia” con dos detalles de la película que sí me parecieron que no estuvieron a la altura:

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

La batalla de Rocroi, que me parece un poco triste por escasa, a pesar de ser sublime (mérito del Director) porque terminé de ver la película lleno del orgullo que pretendía transmitirnos Pérez-Reverte en su obra literaria, orgullo a deshora, orgullo de saber caer sin haber doblado las rodillas y orgullo por contarnos lo que fueron aquellos guerreros bravos y altaneros que rindieron medio mundo a nuestra España. De ahí que tenga un sabor agridulce con esta escena. Podría haberse convertido en la mejor batalla del cine español y se quedó en poca cosa a mi parecer. Y sin embargo, reitero: sublime.

Y como último detalle, éste más de aspecto literario: Angélica de Alquézar. No por Elena Anaya, que lo hace muy bien, tan solo por un rasgo físico que adultera su personaje al trasladarlo del libro a la pantalla y nos hace perder parte de su profundidad: Angélica, en la literatura, es rubia, de pelo liso (peinado con tirabuzones) y en la película es morena con pelo rizado (ondulado).

¿Y qué importa?

Mucho.

Importa porque en la Literatura (hablamos del Siglo de Oro de nuestras Letras) no se dice nada gratuitamente. Si es rubia es por frigidez, (en sus dos acepciones: ausencia de deseo o goce sexual y/o fría). En la literatura española de la época, la mujer rubia (lo normal es que las españolas fueran morenas) entrañaba en si misma cierto respeto a lo desconocido. Y cuando aparecía como tal en un texto nos hacía pensar en la maldad, en la herejía de naciones enemigas como por ejemplo Holanda o la pérfida Albión atestadas de mujeres rubias, de ojos claros con tez casi albinas: símbolo del protestantismo y del calvinismo, para quienes, por el contrario, la mujer morena era símbolo de salvaje, atrasada en la escala evolutiva, anclada en el catolicismo arcaico de las naciones mediterráneas como España o Italia, o la misma encarnación del diablo. Todo este juego de significados se podrían haber percibido de mantenerse los rasgos originales de Angélica de la novela (el propio nombre evoca tez blanca y pelo claro), pero se pierden con el cambio, restando impronta, poder y fuerza al personaje.

Ya me he desahogado. No podía enfrentarme a una de mis películas favoritas sin antes confesar aquellas cosas que no me acababan de cuadrar. Ahora me relajaré para dar rienda suelta al gusto que siento cada vez que veo la película, porque tiene rasgos, gestos y detalles que la hacen (o deberían hacer) entrar por mérito propio entre las mejores películas de la historia de nuestro cine.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Empezaré por el propio Alatriste, encarnado por Viggo Mortensen, (un camaleón, como ya dijera en La carretera y en La Comunidad del Anillo), probablemente el mejor Alatriste que podría haber habido. Un tipo (Viggo) capaz de interpretar un cactus en el desierto y dotarle de personalidad. Esto es Viggo: un actorazo. Y no exagero cuando menciono al cactus, porque Alatriste no es tal, pero como si lo fuera. Un personaje parco en palabras acostumbrado a jugar un póker de 24 horas al día en el que un gesto de más, una emoción no velada o un castañeo inoportuno podía hacerte dar con los huesos en un hoyo cavado a toda prisa. En el mejor de los casos, que lo normal era recibir un puntazo y morirse desangrado escupiendo sangre y asfixiado con tus propios coágulos esperando que el alguacil de turno te suba a una carreta y te saque de la ciudad. Y todo esto, con sus pocas palabras, sus muchos silencios, las muecas descarnadas y los gestos descarados los interpretó Viggo como si se hubiera pasado media vida en Madrid y se hubiera codeado con todos los chulos que se pasean por el foro.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Muchas veces he renegado de la sobreactuación de muchos actores españoles, y eso habría podido suceder si no hubiera sido Viggo Mortensen el elegido para interpretar a Alatriste (menudo reto tiene Aitor Luna por delante encarnándolo en la serie que está por venir del propio capitán: superar a la versión del cine), un Alatriste que vale más por lo que calla que por lo que dice. No podemos dejar de lado el catálogo de gestos (altaneros) y posturas que nos brinda a lo largo de toda la película, que bien parecen sacados de estampitas contemporáneas.

Pero no solo Alatriste. La película entera es un homenaje al Siglo de Oro. A las armas españolas, a la religión y el espíritu católico que impregnaba a toda nuestra sociedad. Y en gran medida por varios de estos motivos:

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

El resto del reparto: Echanove, Lo Verso, Eduard Fernández, Unax interpretan sus papeles como nunca antes los había visto interpretar, empapados en sobriedad y conteniendo a sus personajes (o quizás éstos contienen a los actores) en un registro espectacular. Incluso Noriega (que tanto me gusta) rinde a un gran nivel aunque peca (para mi gusto) de cierta sobre interpretación perdonable por lo rimbombante de un Grande de España. A quien prefiero no comentar para no tener que comparar su interpretación con el resto de actores es a Ariadna Gil (María de Castro), por no desviar este comentario de la película ni recrearme gratuitamente en un desacierto del reparto.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Destacando a dos actores cuyas interpretaciones rayan la perfección porque lo dan todo y se vacían interpretando: Javier Cámara, soberbio, inconmesurable a la hora de encarnar al Conde Duque de Olivares y Juan Echanove dotando de una inmensa humanidad a Quevedo.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

El gusto por el detalle: aquí señalo con el dedo al propio Díaz Yanes. Capaz de transmitirnos desde la pantalla el valor que los españoles de aquellos tiempos daban a las artes. Cómo saca el jugo a Quevedo, exprimiendo a Echanove; cómo nos salpica la retina con las pinturas de Velázquez, pero no plasmando sus pinturas como la obra de arte como la conocemos hoy en día, si no cubriéndolas con una pátina de cotidianidad propia tan solo del Siglo de Oro, en el que nuestros antepasados convivieron con tamaños artistas codeándose con ellos en las tabernas del turco que había por la Villa y Corte, que haberlas las habría, y a patadas. Ese saber reflejar las luces de lo excelso para acto seguido mostrarnos las miserias de un Madrid decadente, de una España hecha jirones que se caía por minutos… Bien podría decir que lo evocamos con Pérez-Reverte y nos extasiamos con Agustín.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

No obstante, si hay una imagen con la que me quedo, una imagen desgarradora, lejos de combates y duelos, esa imagen, sin dudarlo es cuando amanece Alatriste tirado en el suelo de su casa al lado de la chimenea. Austeridad, pobreza, dureza y orgullo (reflejados con naturalismo y tenebrismo ocre del propio Caravaggio, también en la escena en que se viste y se encara a María de Castro) en un pobre hombre que se ha recorrido a pie media Europa, ha probado la sangre del turco, del napolitano y del flamenco. Ha servido a un Rey que se ha servido a su amada y ha vertido sangre por cada rincón de Europa. Unas veces por honor, otras por dinero.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Siempre rindo un párrafo a la gastronomía, por puro placer. Y en Alatriste no será menos. Ese huevo que rompe Íñigo en la trinchera y lo rescata Diego para batirlo con el cuchillo y tras migar un poco de pan compartirlo con los camaradas embarrados y empapados en Flandes. Esa gota de agua que cree Diego que asoma de El aguador de Sevilla pintado por Velázquez. Las escenas en la taberna del turco, indescriptibles por excelsas, para luego rematar una de ellas haciendo aguas menores contra un muro forrado de estampas y crucifijos escoltando al alguacil…

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Esas botas agujereadas que no se cambia Alatriste por orgullo, esa postura (y sobre todo "apostura") del capitán esperando la llegada del emisario que le va a encomendar una misión. Esa soberbia en la mirada de Malatesta. Copons, qué decir de Copons, si me siento identificado con su personaje desde el momento en que apareció en escena por primera vez…

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Decía antes que Alatriste había vertido su sangre… Y Malatesta, y Copons, y Quevedo, e Íñigo… Y todos los españolitos de a pie (y de noble cuna) de aquellos días en los que un soldado lo era porque estaba programado para serlo. Época de vastos ejércitos que acuchillaban por orgullo, por honor, por sobrevivir y por religión.

Detalle éste a tener en cuenta al plasmar la obra en el cine. Decía en el comentario de las novelas que Alatriste es de Capa y espada, y lo es. Pero no en el más amplio sentido: falta la aventura, falta el romanticismo, falta el héroe. Sobra la realidad, sobra la tragedia y sobran los héroes que no lo son salvo para aquellos que le rodean. No esperemos ver un duelo de espadachines al estilo Errol Flynn en Robin Hood o Gene Kelly en Los tres mosqueteros, no. Y si lo hubiéramos visto se habría terminado el sentido de la obra. Agustín contó con la colaboración del irunés José Carlos Iribarren para adiestrar en las armas de época a Mortensen y al resto del reparto (y hasta casi un millar de extras) para lograr un realismo tal que huyera de alardes y bailes para ahorrar hasta el último ápice de fuerza en combates que si podías arreglar por la vía rápida: mejor, que “carrera que no da el galgo en el cuerpo se la lleva”. Combates a muerte, sucios con vizcaína erizada, desgarradores y reales.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Novela y película con gran rigor histórico, que bebe de las fuentes reales para después adaptarse a las necesidades del guión. Sirva como ejemplo la escaramuza con Malatesta en la que ponen contra las cuerdas, nada menos que al duque de Buckingham y al príncipe Carlos de Inglaterra. Pues bien, tal episodio, que sirve de punto de partida para toda la obra existió, pero sin tal duelo. Estos dos personajes acudieron de incógnito a Madrid, cierto es, para conocer a Ana María de Austria, a la sazón hermana de Felipe IV para concertar un casamiento que nunca se produjo porque los ingleses dieron una pésima impresión en la austera corte española llegando a subirse a una tapia (el príncipe) para conocer a la prometida.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

A partir de ahí Diego, que en la literatura y en el cine frenará la mano de Malatesta por no tener del todo clara la empresa encomendada, se enfrentará a una ristra de aventuras y desventuras pagando deudas del pasado (ese noble acto que le frenó la mano) y huyendo capítulo tras capítulo de una muerte a la que ha sido sentenciado por la propia Inquisición.

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Diego Alatriste, altanero, será capaz de truncar amistades de peso, aliados de renombre que le podrían haber ayudado a escalar algún peldaño en su vida por el mero hecho de ser fiel a quienes le traicionan, fiel a si mismo aunque esto suponga la ruina y fiel a un Rey que, en la figura de su valido no dudará en salvarle la vida para pedirle que la pierda, pero lejos de Madrid. Y al mencionar "Madrid" no resisto destacar la breve pero acertada aparición del plano de Teixeira, del Madrid de los Austrias y alrededores (no solo porque lo habré pateado un millón de veces en mi infancia, si no por la reproducción a tamaño real que del plano tenía mi padre en uno de los salones de su casa).

Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Flandes, Nápoles… Todo eso sí es historia, y la figura del Tercio que la hizo posible, también. Vascongados rezumando hispanidad, portugueses calumniados por judíos, la santa inquisición haciendo de las suyas (luego la echaron encima la leyenda negra que pesa como una losa), hasta rendir la bandera sin dejar de pelearla y defenderla en Rocroi.


Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Una película que se ve, se huele, se acaricia y se escucha con la magistral banda sonora de Roque Baños, quien nos regala una procesión de Semana Santa a modo de película haciendo un viacrucis de nuestra Historia con una Cruz de Borgoña que de tanto brillar, se apagó porque se agotó.


Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Alatriste - Cine Bélico - Cine Español - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
-----------------


Trailer de la película en Youtube

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. En cuanto a mi "pasión"... ¡Me has pillado! Efectivamente, hay tal, y supura por mis poros cuando escribo sobre Alatriste. Te insto a leer el artículo sobre la obra literaria :)

      Eliminar
  2. Brillante toda la exposición. Subscribo una por una cada palabra que has escrito.
    Tres son las escenas que más me gustaron a mí: "tenía que haberme casado contigo", que es cuando Alatriste va a visitar a su sifilítica amada; "tenía que intentarlo", que es lo que le dice su amigo gravemente herido en la parte final del episodio en el que se produce el asalto a un cargamento de oro, y tiene que terminar con la vida de dicho amigo, quien por culpa de la codicia y la miseria intenta sacar algo de tajada del cargamento; y, finalmente, "decidle al señor duque de Enghien que agradecemos sus palabras, pero esto es un tercio español" qué decir de la majestuosa última batalla... Claro que, tanto la escena con su amada, como la escena final de Rocroi, son tan tremendamente sublimes gracias al incomparable Roque Baños.

    Por último, creo recordar que en la película había otro pufo que no encajaba con los libros. Si no recuerdo mal, en la batalla de Rocroi, Alatriste tiene un pequeño diálogo con el general al mando de las tropas españolas, gravemente herido. Sin embargo, en los libros, ese diálogo se produce en el libro "El sol de Breda", y lo tiene con el gran general Spínola. Por lo demás, una de mis películas favoritas, y mi favorita española.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el "pero", que han tenido que hacer encaje de bolillos para dar sentido a un todo que en conjunto flaquea a veces y por separado es glorioso ;)

      Eliminar