viernes, 16 de mayo de 2014

Rocky

Ficha técnica

Título original: Rocky
Director: John G. Avildsen
Año: 1976
Nacionalidad: EE.UU.
Producción: Robert Chartoff, Iewin Winker
Productora: United Artists
Duración: 115 minutos
Guión: Sylvester Stallone
Fotografía: James Crabe
Montaje: Scott Conrad, Richard Halsey
Música: Bill Conti
                       
Ficha artística

Sylvester Stallone (Rocky)
Talia Shire (Adrian Pennino)
Burt Young (Paulie Pennino)
Carl Weathers (Apollo Creed)
Burgess Meredith (Mickey Goldmill)

Oscar a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Montaje.

Nominada a Mejor Guión Original, Mejor Actor, Mejor Actriz, dos candidaturas al Mejor Actor de reparto, Mejor, Mejor Banda Sonora y Mejor Sonido.

ROCKY - BOXEO - EL FANCINE - ÁLVAROGP - EL TROBLOGDITA
Rocky - el fancine - Boxeo - el troblogdita - ÁlvaroGP

Pocas películas de la historia del cine han sido capaces de reflejar con tanta fidelidad el ideal del “Sueño americano”.

El hombre que se hace a sí mismo, desde lo más bajo, a golpe de disgusto y frustración. El personaje de Rocky no deja de ser un buen boxeador sin medios para encontrar un representante que le proporcione combates. Con el paso de los años irá perdiendo la esperanza de convertirse en boxeador profesional pero nunca dejará de practicar aquello para lo que ha nacido: el boxeo.

Se encuentra encuadrado en lo que sería una tercera división del boxeo, de poca monta y amateur. Rocky se irá convirtiendo en un matón a sueldo que se encarga de hacer efectivos los cobros del capo para el que trabaja, un prestamista usurero que explota a sus vecinos a sabiendas de que cuando no puedan pagar llegará Rocky para ajustar las cuentas.

Pero algo habrá en Rocky que lo diferencie del resto de los matones de Filadelfia. A pesar de haberse convertido en un tipo duro que cobra deudas marginales, Rocky nunca llega a gustarse en el oficio de mala muerte que se ha visto obligado a desarrollar por las circunstancias de la vida.

Incluso en las escenas más crudas podremos observar que Rocky tiene la necesidad de hacer ese trabajo pero incluso a la hora de ajustar cuentas es un tipo duro que nunca abusa de su condición porque tiene un corazón todavía más grande que sus bíceps.

Un buen día Rocky se verá catapultado hacia su gran oportunidad cuando Apollo Creed, el súper campeón de los pesos pesados de boxeo se queda sin rival. Al no encontrar quien se mida con él decide dar una oportunidad a un boxeador anónimo que le plante cara con el reto de aguantar tres asaltos. Ofrece la oportunidad del sueño americano a un Rocky que temeroso por lo que pueda pasar acepta el reto con tal de intentarlo.

ROCKY - BOXEO - EL FANCINE - ÁLVAROGP - EL TROBLOGDITA
Rocky - el fancine - Boxeo - el troblogdita - ÁlvaroGP

El guión de la película lo escribió el propio Rocky. Se le ocurrió tras ver un combate de Mohammed Ali, quien será indirectamente representado por Apollo, un boxeador estilizado y contundente (en el fancine también podréis encontrar el comentario de la película de su biografía: Alí).

La película se rodó con 1 millón de euros, presupuesto tan exiguo que obligó a hacer piruetas a los productores para lograr sacar la película adelante.

No podían permitirse ni pagar a los extras que aparecen en la película. Hasta tal punto que serán la familia de Rocky y sus amigos quienes hagan papeles secundarios como árbitros, borrachos y gente haciendo bulto. La película centuplicó el presupuesto con las ganancias sólo en los Estado Unidos. Éxito que catapultó a Sylvester Stallone en su carrera profesional y al propio Rocky llegando a generar hasta 4 secuelas y una “precuela” (Rocky Balboa, 2007).

ROCKY - BOXEO - EL FANCINE - ÁLVAROGP - EL TROBLOGDITA
Rocky - el fancine - Boxeo - el troblogdita - ÁlvaroGP

No obstante, Rocky, una película hecha por el gusto de contar una historia sin pretensión alguna ha dado escenas memorables para la historia del cine. La música de “Eye of the tiger” (no aparecerá hasta Rocky III) que ambienta las escenas de entrenamiento de Rocky se ha convertido en un clásico, y escenas tales como los golpes que asesta a la vaca abierta en canal, el ascenso de las escaleras en la fase final de su entrenamiento y la búsqueda alocada de su amor al final del combate quedarán en nuestra retina con una pátina nostálgica del cine que triunfa a fuerza de guión y no de talonario.

A modo de curiosidad, comentaros tan solo que la escena final, el combate entre Apollo y Rocky se gravó con público de verdad. O eso pensaba el propio público, quien acudía a un combate de boxeo profesional supuestamente auténtico. No fue hasta que se encontraron las cámaras y el rodaje estaba a punto de empezar que les explicaron la verdadera situación y lejos de enojarse se quedaron y ayudaron a Stallone y compañía a rodar uno de los mejores finales del cine.

Sin embargo, hemos de reconocer que el verdadero mérito, el auténtico combate de esta película es el del propio Stallone intentando, contra viento y marea, sacar adelante un guión que él mismo había escrito y no lograba, intento tras intento filmar. Stallone se convierte con esta película en ese ejemplo del sueño americano del que hablaba al principio, con tesón, ilusión, esfuerzo y mucho trabajo, levantándose caída tras caída y llegando a recibir un "sí haremos la película" con la condición de que él no la protagonizara. Y aún así, fajándose cual Rocky, logró hacer la película y terminó convirtiéndola en un regalo para sus seguidores.

Otra película de boxeo comentada en el blog es Cinderella Man. Quitando el romanticismo de Rocky, que marcó una época y creó un estilo, la de Cinderella Man es para mi una de las mejores lecturas del boxeo en la gran pantalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario