jueves, 2 de mayo de 2013

Cuando el destino nos alcance

Ficha técnica

Título: Cuando El destino nos alcance
Título original: Soylent Green
Director: Richard Fleischer
Año: 1973
Nacionalidad: USA
Producción: MGM
Duración: 97’
Guión: Stanley R. Greenberg (novela: Harry Harrison)
Fotografía: Richard R. Kline
Música: Fred Myrow

Ficha artística

Charlton Heston (Robert Thorn)
Leigh Taylor-Young (“Mobiliario”)
Edward G. Robinson (Sol Roth)


Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Soylent Green”, título original de la película, es una fabulosa ficción futurista con carácter dramático, apocalíptico. Nadie ha hecho todavía una película futurista para decirnos que seremos más altos, más guapos y más inteligentes.

Visión trágica sobre el “destino” que nos espera, y según la película, a la vuelta de la esquina.

El protagonista es Robert Thorn, (una vez más, Charlton Heston interpretará un papel rebelde e inconformista que se rebela a su propio presente, en El planeta de los simios hará lo propio, pero renegando del futuro).

Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Un presente, el de la película, que nos presenta una Nueva York con exceso de población, nada menos que 40.000.000 de habitantes. Habitantes que mal comen y mal viven, apiñados en las calles, masa social dócil y de pocas luces, interesados sobre todo en sobrevivir y encontrar un lugar donde caer rendido por la noche para dormir. Especialmente impactantes resultarán las escenas en las que Robert Thorn tiene que ir sorteando los cuerpos dormidos de las personas en descansillos y escaleras, sin recursos para vivir, sin hogar y sin más posesión que sus cuerpos, y no siempre éstos últimos.

Pues veremos personas sin identidad, personas, (como los replicantes de Blade Runner, pero de carne y hueso), despojados de sentimientos y emociones, presentados como simples muebles, objetos. Tal es el caso de la protagonista femenina, que es un mueble, un objeto, a disposición de su amo, o mejor dicho, propietario. Todo por tener un techo que la cobije y algo que llevarse a la boca para no desfallecer.

Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Son impactantes las escenas de revueltas callejeras, y ver cómo la policía usa como arma unas escavadoras enormes para retirar a la gente de las calles.

Podríamos decir que la película habla de amistad, que también, entre Robert Thorn y Sol Roth, colegas de trabajo separaos por un salto generacional. Sol Roth, policía, como Robert, será quien abra los ojos al joven policía. Le abre los ojos para entender la vida que está mal viviendo. Robert no le entiende, ha nacido y vivido siempre bajo ese ambiente opresivo, en carestía alimenticia, de hecho ni comprende esa carestía, pues nunca ha tenido abundancia. Pero Sol sí, Sol nació y vivió en una época en la que comer un bistec era algo cotidiano, saborearlo y disfrutarlo estaba a la orden del día. De ahí que esa falta de alimento, en el año 2020 le desespera, pues si malo es no conocer los placeres de la alimentación, peor es haberlo conocido y recordarlo para no alcanzarlo.


La película nos plantea una sociedad desbordada por la sobre población  Los recursos alimenticios son raquíticos, por lo que sólo la élite tendrá acceso al alimento, tal cual lo conocemos nosotros hoy en día. Para entonces, la masa se alimentará con compuestos artificiales, de la marca Soylent.

Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Dije que el título original de la película es Soylent Green, y no por nada. Pues se trata de la nueva gama de producto alimenticio que se empieza a distribuir en la película, verde por venir del plancton… Verde por ser natural, alimento humano garantizado, Soylent, por su marca.

Pues bien. Como tema central de la película: el alimento, éste y la investigación que emprenderá Robert Thorn a partir de unas premisas planteadas por su amigo Sol.

Pero más allá del alimento, hay otro tema importante, tal vez secundario, pero relevante: la eutanasia.


Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP
Cuando el destino nos alcance - Soylent Green - el fancine - el troblogdita - ÁlvaroGP

Una eutanasia que no se trata con profundidad, aunque presentada de tal modo que más bien pareciera, en vez de muerte, solución, (cuando no mero negociar con la desesperación ajena). Presentada como el sueño último de toda persona, lo más revolucionario, lo más placentero, imbuyéndote sin preámbulos, “Mar adentro” en tus recuerdos, tumbándote de modo placentero y viendo un video que te recuerda lo que era nuestro planeta, antes de masificaciones, antes de escasez de alimentos, los sueños de cada cual, proyectados y rememorados mientras te quitan la vida sin sentirlo… Es como sentarse a ver el montaje del documental sobre el cambio climático de Al Gore, con el riesgo que ello supone. El uno muere y el otro se llena los bolsillos.

Esta película, una vez más, trató de sacudir nuestras conciencias, con escasos resultados. Película que ha pasado sin pena ni gloria salvo para los amantes del cine futurista, (más que de ficción), para los apocalípticos y para los que tienen escasas esperanzas depositadas en nuestra especie.

Pero película de culto, altamente recomendable, al fin y al cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario