martes, 30 de abril de 2013

L.A. Confidential


Ficha técnica

Título: L.A. Confidential
Director: Curtis Hanson
Título original: L.A. Confidential
Nacionalidad: USA
Año: 1997
Productora: Regency Enterprises
Duración: 138’
Guión: Brian Helgelan, Curtis Hanson, (Novela: James Ellroy)
Fotografía: Dante Spinotti
Música: Jerry Goldsmith

Ficha artística

Kevin Spacey (Sargento Jack Vincennes)
Kim Basinger (Lynn Bracken)
Russell Crowe (Bud White)
Guy Pearce (Ed Exley)
Danny DeVito (Sid Hudgens)

Premios: Oscar a la Mejor Actriz Secundaria, Oscar al Mejor Guión Adaptado, 1997.



Los Ángeles, California, donde el lujo y la harmonía reinan estereotipando el modo de vida americano. Pero si rascamos bajo la superficie, si raspamos un poco, nos encontraremos con un mundo de delincuencia que abarcará desde la violencia doméstica, hasta las mafias organizadas que controlan las drogas, el juego y la prostitución.

Y entre ambos extremos, dos poderes, el LAPD, Departamento de Policía de Los Ángeles, y la prensa sensacionalista local.

Un Departamento de Policía que tampoco estará tan limpio como a primera vista podría parecer, pues los sobornos y las cuentas ocultas abundarán entre policías corruptos que hacen la vista gorda ante diferentes tipos de delitos, menores, en su mayor parte, aunque según sea “la mordida”, incluso veremos que hay crímenes que pueden pasarse por alto en función del agente u oficial que esté al tanto de lo sucedido.


Russell Crowe, Kevin Spacey y Guy Pearce, jóvenes actores por aquel entonces, protagonizarán esta película, interpretando a una nueva hornada de policías dispuestos a enfrentarse a la corrupción venga esta de donde venga, y pese a quien pese. Idealistas, tal vez, fruto de la inexperiencia, resueltos y decididos a velar por la justicia.

Pero cada cual tendrá su propio “modus operandi”:

Jack Vincennes se rinde a las exclusivas de la prensa amarilla: se vende a un periodista que busca escándalos de faldas y drogas entre personajes públicos. Acepta sobornos suyos para concertar redadas y salir en los periódicos. Pero no sólo en los periódicos, su ego se verá colmado al servir de inspiración para un personaje de una serie famosa en la que un policía galán se toma la justicia por su mano.

Bud White es el tipo duro, insensible ante todo salvo a la violencia contra las mujeres, entonces sus reacciones son desmedidas y en caliente será capaz de traspasar las fronteras de la misma legalidad a la que representa.

Ed Exley es el tipo de policía perfecto, correcto, como profesional y como persona, dispuesto a enfrentarse incluso a todo el cuerpo de policía con tal de limpiar su reputación.
Un trío de personalidades diferentes, cuando no opuestas que irán uniendo sus fuerzas e intelectos para deshacer una madeja que por momentos se les escapa de las manos.

La prensa sensacionalista tiñe de amarillo cuantas exclusivas caen sus manos, se nutren de policías deseosos de aparecer en sus páginas y al mismo tiempo, se sirven de sus fuentes para de vez en cuando dar algún soplo a los inspectores. Un tándem difícil de conjugar y perfectamente llevado a la pantalla por Danny DeVito y Kevin Spacey.

Y una investigación, (cuando no exclusiva), en torno a la prostitución de lujo que llevará a una mafia a contratar muchachas que se parezcan a mujeres famosas, preferiblemente actrices, sin escatimar en el lujo y la cirugía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada