lunes, 29 de abril de 2013

Historias de la Radio

Ficha técnica

Título original: Historias de la Radio
Director: José Luis Sáenz de Heredia
Año: 1955
Nacionalidad: España
Producción: Chapalo Films
Duración: 96’
Guión: José Luis Sáenz de Heredia
Fotografía: Manuel Beringola
Música: Hernesto Halffter

Ficha artística

Francisco Rabal (Gabriel Matilla)
Tony Leblanc (Taxista)
José Luis Ozores (Presentador)
José Isbert (Inventor)
Ángel de Andrés (Ladrón)



Clásico español de los años 50 del pasado siglo.

Una película sin artificios, por innecesarios, que habla de magia, la de la Radio.


Historias de la Radio - el fancine - el troblogdita - ÁlvarGP - Periodismo y Cine
Historias de la Radio - el fancine - el troblogdita - ÁlvarGP - Periodismo y Cine
 5.6 fancines 

Historias de la Radio: 5.6 fancines sobre 10 - el fancine - ÁlvaroGP
Historias de la Radio: 5.6 fancines sobre 10 - el fancine - ÁlvaroGP


Una radio comercial incipiente en una España que se reconstruye a sí misma y que sometida a los rigores de la postguerra y la miseria previa a la recuperación económica necesita, sobre todo en las grandes urbes, un poquito de esperanza e ilusión. Esperanza e ilusión que llegará a los hogares -a los que se lo puedan permitir- a través de las ondas radiofónicas.

Serán pues los comunicadores, los protagonistas de la radio los encargados de hacer llegar las noticias, las de importancia y las de actualidad, a los hogares, pero también harán llegar la música, con actuaciones en directo, en "teatrillos" radiofónicos, que se emitían de cara al público, como vuelve a ocurrir hoy en día con los programas de mayor audiencia, si bien el panorama ha cambiado sustancialmente.

Y los concursos… Pues de eso trata fundamentalmente esta película, de concursos, y un premio de 3.000 Pts. (Pesetas, qué recuerdos), para quien lograra realizar tal o cual hazaña.

La película constará de tres historias cortas, hilvanadas todas ellas por la emisora de Radio, a la sazón, Radio Madrid y la Cadena SER, y un programa comercial que hace eso: ofrecer un premio para quien cumpla con los objetivos exigidos, (hemos de recordar que la Radio era el único entretenimiento en muchos hogares sin televisión, todavía por llegar).

La primera historia es de carácter tragicómico. Cómico porque las 3.000 Pesetas serán para aquel que acuda a la emisora vestido de esquimal, con un perro y con trineo, ahí es nada, en el Madrid de los años 50. Los protagonistas de esta historia serán dos científicos que investigan como pueden por carencia de presupuesto, que desean la patente para su pistón, pero no pueden pagarla.

Uno de ellos, Tomás, escucha la propuesta para le concurso, pero es cojo, por lo que teme no llegar a tiempo en caso de necesitar correr, y envía a su socio investigador, receloso y vergonzoso que superará todos sus temores y vergüenzas con tal de sacar adelante su proyecto.

La segunda historia es moralista, pues dentro del concurso se llama a una persona al azar del listín telefónico. Si da la casualidad de que la persona que recibe la llamada está en casa, responde y se presenta en la Radio en treinta minutos gana las 3000 Pesetas. En este caso la llamada la responden, sí, pero un “caco” que había entrado a robar a su casero. Decide buscarlo, al casero, para decirle que le ha tocado el premio, ambos lo cobran en la Radio y la iglesia mediará entre ellos para solucionar sus diferencias. Tanto de carácter legal, como moral.

La tercera historia relata la desventura de un niño a las puertas de la muerte, enfermo, que no se puede operar en España y tan solo tiene una oportunidad, acudir a un médico escandinavo, pero claro, no puede pagarlo su madre. Los vecinos del pueblo de la sierra madrileña se reúnen, colectan dinero pero no alcanzan la cantidad necesaria. El maestro del pueblo irá a un concurso de la radio para participar y si lo gana, pagarle el billete al niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada