lunes, 29 de abril de 2013

El hombre que mató a Liberty Valance

Ficha técnica

Título: El hombre que mató a Liberty Valance
Director: John Ford
Año: 1962
Título original: The man who shot Liberty Valance
Nacionalidad: USA
Producción: Paramount Pictures
Duración: 119’
Guión: James Warner Bellah, Wills Goldbeck
Fotografía: William H. Clothier (B&W)
Música: Cyril Mocridge

Ficha artística

James Stewart (Ramson Stoddard)
John Wayne (Tom Doniphon)
Lee Marvin (Liberty Valance)
Vera Miles (Hallie)
Woody Strode (Pompey)



El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Hoy comentaré una película que supura nostalgia por los cuatro costados.

Nostalgia del nacimiento de una nación, (no confundir con la película de ese mismo nombre: El nacimiento de una Nación, también comentada en el fancine) de cómo se interpreta y cómo se recrea en el cine. Nostalgia de cómo en un tiempo no tan remoto, la justicia llegaba, y si no, cada cual la tomaba por su mano. Nostalgia del amor en estado puro, el amor del que da la espalda a su amada porque sabe que en manos de otro estará mejor… Nostalgia de un cine clásico, en blanco y negro, abrumado por las nuevas técnicas que arrinconan a los directores “obsoletos”.

John Ford da un Do de pecho con esta película, sublime obra maestra. Un canto al sol por el amor al arte, al séptimo, como acabará catalogándose.

Que Ford decidiera filmar en blanco y negro ya es síntoma por sí solo del carácter duro y rebelde que lo acompañaría de por vida. Su manera de verla, de entender el cine, pocas veces igualado, y muchas menos superado, a pesar de las nuevas tecnologías. Y es que Ford, para hacer cine, sólo necesitaba la flor de un cactus, un sombrero de ala ancha y un látigo. Con esto, hacía filigranas.

El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Ramson Stoddard, (James Stewart), es un Senador de los Estados Unidos que llega a un pueblecito remoto del lejano oeste, Shinbone. Una persona tan destacada, en un lugar tan pequeño, arma un revuelo enorme con su sola presencia, atrayendo a curiosos y periodistas ávidos de sacarle a golpe de preguntas el motivo de su viaje.

Y esta será la película: la narración de los hechos que tuvieron lugar en el pasado, un "flashback" confesando y contando a la prensa cómo sucedieron los hechos que le catapultaron al Senado de los Estados Unidos. Una verdad que rompe con todo lo conocido y la desmonta de raíz, haciendo incluso que se tambalee el ídolo al que todos aclaman. En esta escena se acuñará la expresión "print the leyend", frase mítica de esta película que se ha instaurado en el acervo cultural de los Estados Unidos (junto con otras frases míticas de la película). "Print the leyend" significa "imprime (publica) la leyenda" dando a entender que si la opinión pública convive en paz gracias y por una versión falsa de la realidad, que sin embargo no perjudica a nadie, mejor dejarlo estar y no asustarles con la realidad.


El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Una prensa que se convertirá en uno de los pilares que vertebren la sociedad. No cambiándola, no juzgándola, sino plasmándola en su cruda realidad, haciendo juicios de valor, sí, que no son definitivos, apoyando, unas veces al poderoso, otras veces al deseoso. El papel de la Prensa en esta película será el de agitar a la sociedad. Ocultando la historia detrás del mito, encumbrándolo a lo mas alto por el mero hecho de ser un igual que se defiende en desigualdad.

Una desigualdad latente y patente en toda la película, el abogado pacifista que no sabe disparar frente al pistolero más cruel del lugar. Y otras desigualdades, o mejor dicho ingusticias sociales que por primera vez en su filmografía denuncia Ford a modo de expiación: racismo contra los negros e indios y sobre todo el desprecio a la mujer.

Periodistas nobles y torpes, borrachos y ejemplares, como las personas que son, ni mas ni menos.

Pero Ramson Stoddard no es nuevo en este pueblo. Ya llegó, años atrás, con un título de abogado bajo el brazo y una maleta llena de ilusiones.

El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Y como abogado, era un extraño entre alimañas. Una persona acostumbrada a razonar y batirse con la retórica contra enemigos corteses, que se ve enfrascado, a las primeras de cambio, en un lío con el tipo con peores pulgas de la zona, Liberty Balance.

Ramson despertará simpatías entre los ciudadanos por su extraña filosofía, que ahora llamaríamos “pacifista”, a la hora de no tapar la sangre fría con sangre caliente, de no empuñar un arma para demostrar quién está en posesión de la verdad. Un duelo, sempiterno en el cine de vaqueros, un duelo de casi dos horas en el que todos nos inclinamos a favor del débil, pues su enemigo, Liberty (Lee Marvin, sublime), se las sabe todas y encima tiene el dedo flojo.

Ramson no cree en las armas, ni en la violencia, pese a verse rodeado, sumido, en un mundo en que la reputación de un hombre se medía por las muescas en la culata del revólver.
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Para eso estará Tom, (John Wayne), el personaje secundario, menos secundario de la historia del cine, para cuidar de Ramsom, para velar por su integridad, sin que este lo pida, tal vez incluso por el mero placer de medirse a Liberty, en otro pulso de poder a poder, más chulo que un ocho.

Chulo pero sensible. Él sabe que Ramson no sobrevivirá ni un segundo sin su protección, pero que si lo protege será por encargo de su amada, Hallie. Hallie, la mujer de su vida, para la que ha preparado una casita en la que vivir cuando por fin se decida a pedirle matrimonio, a sabiendas de que ésta dirá que sí. Sí... hasta que llega Ramson, un soplo de libertad y modernidad que instruirá a toda la comunidad. Un Ramson que sin saberlo se irá ganando el corazón de Hallie. Solo Tom es consciente, pero por el bien de sus vecinos sacrifica su gran y única oportunidad de ser alguien famoso y respetable a favor del nuevo vecino que tanto podría hacer por todos en caso de convertirse en senador. La amistad entre ambos irá creciendo a la par que el amor de ella cambia al uno por el otro. Un sacrificio por el bien de los demás.

Pero no todo es coser y cantar. Ramson no cree en la violencia así como no quiere que le defiendan de Liberty por este medio, lo cual creará escenas ilógicas dentro del cine del oeste.
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Tom y Ransom, dos maneras de entender la vida, dos maneras de entender el amor hacia una mujer, que amará a cada uno de los dos, y a ambos llevará en su corazón.

Uno de los mejores últimos quince minutos de toda la historia del cine…


El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine
El hombre que mató a Liberty Valance - el fancine - Western - El fancine - Periodismo y cine

Otra frase mítica será "That's my steak, Valance" (ese es mi filete, Valance)... Para marcar el territorio entre dos gallitos que se enfrentan cara a cara...

Esta película supone un paseo por la historia del Cine y sobre todo por la historia de los Estados Unidos. Sirva de ejemplo la escena en la escuela en la que Ford se redime de su "desprecio" al negro en un debate sobre la educación e integración de los negros en el que los protagonistas estarán enmarcados entre dos cuadros enfrentados: uno de Washington (esclavista) y el otro de Lincoln (abolicionista), siendo capaz de resumir en una escena toda esa fase de su historia.

Todos los personajes son relevantes, pero si he de destacar alguno es el pobre Tom. No solo nadie le reconocerá sus méritos en vida, si no que éstos pasarán a otra persona (al ser a su amigo se resignará) que recogerá sus mieles para terminar muerto en el ostracismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada