martes, 30 de abril de 2013

Ciudadano Kane

Ficha técnica

Título original: Citizen Kane
Director: Orson Wells
Año: 1941
Nacionalidad: USA
Producción: Orson Wells, Richard Baer, George Schaefer
Duración: 119’
Guión: Herman J. Manklewicz, Orson Wells
Fotografía: Gregg Toland
Música: Bernard Herrmann
Productora: RKO / Mercury Theatre Productions

Ficha artística

Orson Wells (Charles Foster Kane)

Premios
Oscar Mejor Guión Original

Nominaciones
Oscar al Mejor Director, al Mejor Actor, a la Mejor Banda Sonora, Mejor Fotografía, Mejor Montaje, Mejor Dirección Artística, Mejor Sonido.



Ciudadano Kane - el fancine - el troblogdita

Charles Foster Kane, una de los empresarios más destacados de los Estados Unidos, muere al comienzo de la película en su mansión Xanadú, dejando a la opinión pública intrigada al pronunciar su última e inexplicada palabra: “Rosebud”.

Charles, dueño de una red de emisoras de radio, algún sindicato, y toda una cadena de periódicos extendida por todos los Estados Unidos, multimillonario excéntrico, de gustos caros, los más caros, encumbrado en su mansión privada, Xanadú, en donde se dedica a coleccionar estatuas clásicas de la vieja Europa, vive por y para la comunicación desde que se pusiera al frente del New York Inquirer, periódico artesanal, deficitario y anticuado, el cual le costará un millón de dólares por año (al principio). Se pone al timón, recicla sus contenidos, lo hace agresivo y promete, (cosa que cumplirá después), que el Inquirer se convertirá en un creador de opinión, desbancando al resto de las tiradas americanas del primer puesto, sin escatimar en gastos y sensacionalismo. Se convertirá el Inquirer (Kane) en el azote de la clase política, en el faro que ilumina a América, en un referente obligado para estar al día de lo que se cuece en lo que a política respecta.

Impulsivo y decidido, casado, separado y vuelto a casar. Indomable, incomprable, tendrá que retirarse de la carrera política cuando está a las puertas de la gloria, al negarse a aceptar el chantaje de su contrincante, casi derrotado, quien amenaza con airear su romance extramarital.

El Inquirer se convierte en un fuerte coprotagonista de la película. Los hechos, las acciones de Kane se irán periódicamente reflejando y respaldando con la mediatización de sus movimientos, apareciendo en primera plana en las tres ediciones diarias del periódico. Toma cuerpo desde que se pone Kane al frente, y de igual modo que en la opinión pública, en la película se irá haciendo cada vez con un papel principal.


Ciudadano Kane - el fancine - el troblogdita

Rosebud, decía al principio. La palabra que pronunciara en su último aliento. Palabra que revolucionó a toda la redacción de un periódico hasta tal punto que deciden investigar la vida de Charles hasta dar con el significado de esta palabra: todo un enigma.

Para ello se estructurará la película en un constante acto retrospectivo, “flashback”, desmontando la vida de Kane, capítulo por capítulo hasta su mas tierna infancia, y con este fin seremos testigos de la labor de investigación de un periodista que irá entrevistando a todos los amigos, conocidos, enemigos, familiares y exfamiliares con tal de que le proporcionen una pista que le permita dar a conocer al verdadero Charles Foster Kane, pues, paradojas de la vida, siendo quien es, y reconocidos por todos, nadie sabría decir quién, o qué fue cuando pequeño, nadie conoce nada de su vida personal previa al salto como magnate, ni el origen de su fortuna…

Hay pues dos visiones sobre el periodismo en esta película, el medio como protagonista, New York Inquirer, y el periodismo de investigación.Obra maestra de Orson Wells, quien, a sus veintiséis años dirigió y protagonizó Ciudadano Kane.

No hay comentarios:

Publicar un comentario